Los guardianes del anime y manga

aramajapan_untitled-5

Últimamente han surgido controversias sobre este nuevo proyecto de Japón.

Para resumirlo, este proyecto promueve una reflexión sobre el consumo del anime y manga por medios legales, ya que, según, gracias a la piratería no pueden surgir nuevos talentos. También da unas estadísticas sobre las pérdidas que ha tenido la industria del anime y manga debido a lo ya mencionado. Y que todos deben unirse para que prospere. Para más detalles consulten la página web oficial.

Estoy de acuerdo en lo que plantea.

Enfocándome solo en el anime en relación a los fansubs —que es lo que me interesa— esto me lleva a una cuestión: ¿Qué se entiende por el término “fansub“?

El fansubbing es una actividad que realizan fanáticos del anime para compartir una afición sin ánimos de lucro.

He leído en varios sitios que están a favor del anime legal y que los fansubs —o como les llaman “piratas”— deben erradicarse. Están haciendo ver a los fansubs como los malos del cuento —y razón tienen al desvirtuar el término fansub—. Los grupos que lucran obviamente no son fansubs. No olvidemos que gracias a los fansubs se difundió el anime y es conocido en nuestras regiones. Un ejemplo claro de ello fue Madoka, que llegó a los cines de nuestra región gracias a que hubo cierta difusión. Los fansubs también sirven para determinar la popular de una serie en una región.

Es cierto que sitios como mcanime, animeid, animeflv, reyanime, jkanime, entre otros; así como varios seudo fansub están lucrando. Y no hay excusa para defender lo que hacen. Esos sitios tendrían que desaparecer.

Por otro lado, a las empresas de anime nunca les interesó el mercado más allá de su país, sino hasta ahora que notan que es rentable. Lamentablemente pienso que es muy tarde.  Con la estrepitosa expansión del internet ya no hace falta que el anime legal llegue físicamente a nuestras regiones.

Aunque aún habría mucho que debatir, de momento no voy a entrar más a fondo en el tema.

Advertisements