Cosas simples a considerar en los subtítulos (2.ª edición)

En mi andanza como fansubber he ido tomando en cuenta detalles que parecen no tener importancia, pero que de algún modo resultan convenientes.

Empezando por la comprensión de los diálogos. Estos deberían ser inteligibles y claros para el lector. Tratar de utilizar palabras conocidas y de uso común.

Indagar en todo lo posible sobre la temática y el vocabulario de la serie que se va a traducir.

No recomiendo hacer uso de expresiones altisonantes. Hay palabras cuyo significado pueden sustituir a otras más complicadas. Buscar sinónimos. Si al momento de revisar no entiendes una frase, lo mejor es cambiarla por otra más sencilla.

Acortar los diálogos lo más que se pueda, o sea, poner el menor número de palabras. Así se le hará la vida más fácil al lector.

No todos tienen la misma capacidad lectora. Unos leen más rápido y mejor que otros. Por eso siempre hay que dar tiempo suficiente a los diálogos —nunca debe ser menos de un segundo— y tomar en cuenta el número de caracteres a mostrar; cuando mucho deben ser 40 por línea —las nuevas versiones del Aegisub ya traen la función para contar los caracteres—.

No solapar más de dos líneas en una sola toma. Dejar espacio suficiente al inicio y fin de cada diálogo. Hay una herramienta para eso llamada “Postprocesador de sincronización”. Recomiendo usar los tiempos que ya trae por defecto, que son 200 ms de entrada y 300 ms de salida. Evitar scene bleeds.

El tipo de fuente o estilo debe ser legible y tener buen tamaño —que dependiendo del estilo podría ser entre 50 y 60 px—. Aunque esto puede no ser tan necesario, dado que en el reproductor uno puede cambiarlo a su antojo, pero no estaría mal considerarlo.

Los márgenes de los subtítulos no deberían ocupar toda la pantalla a lo ancho ni estar muy arriba ni muy abajo (240 px de ambos lados y 60 px de vertical sería conveniente). Fíjense en los márgenes que usan los bluray por ejemplo.

Usar un color de borde distinto para los pensamientos y/o ponerlos en itálica. Además, cuando aparezcan dos diálogos en una misma toma: colocar uno de ellos en la parte de arriba, ponerle un color de borde diferente o usar guiones.

No usar difuminado en los subtítulos ni usar un color de relleno distinto al blanco. Yo no lo recomiendo, pero ya es cuestión de gustos.

Revisar los subtítulos tantas veces como sea posible, pero sin caer en un bucle infinito. Sirve usar el corrector ortográfico. Por lo menos revisar el texto de los subtítulos línea por línea y también hacerlo ya con el video. Pedirle a alguien más que le dé una revisión y que anote las posibles fallas y lo que vea que no cuadra. En caso de no contar con ayuda, esperar un tiempo y luego volver a hacer otra revisión.

Las lyrics de los openings y endings es mejor traducirlas del japonés. Y, según mi punto de vista, dejarlas lo más literal posible quedan mejor.

Esto no es una guía sobre cómo subtitular, son algunas cosas que personalmente tomo en cuenta a la hora de subtitular.

Si alguien tiene más consejos de este tipo o dudas al respecto, favor de comentarlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s